A causa de las seguías en el estado, el sector ganadero ha sufrido pérdidas económicas de más de un millón de pesos; han muerto, por lo menos, 50 reses.

El presidente de las Asociación Ganadera Regional (UGR), Florencio Song Solís, dijo que las bajas en el ganado se han presentado en la zona limítrofe con Campeche, Caobas, el corredor Bacalar-Miguel Alemán, en Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos.

También señaló que, en promedio, un animal cuesta 20 mil pesos. Dijo que debido a la falta de lluvias, los animales se enferman por la pérdida de masa corporal.

Para mantener al ganado hidratado sería necesario transportar depósitos de agua, lo que implicaría un gasto adicional y comprometería la situación económica de los ganaderos.