La Secretaría de Marina invertirá 60 millones de pesos en la construcción de cuatro barcas, tipo catamarán, para recolectar el sargazo en altamar. Cada uno de los navíos tendrá un costo de 15 millones de pesos y el primero estará terminado en seis meses.

Se llevó a cabo una reunión de trabajo para la atención del sargazo en el Caribe mexicano, en la cual participaron empresarios, hoteleros, autoridades federales, estatales y municipales, así como miembros de la sociedad civil. En el marco de dicho encuentro, el gobernador Carlos Joaquín señaló que el primero paso es limpiar las costas del estado y posteriormente trabajar en la promoción turística.

José Ojeda Durán, secretario de Marina, dio a conocer que se está desarrollando un sistema satelital que permita identificar la aproximación de manchas de sargazo y que realizará sobrevuelos para detectar las zonas impactadas por la talofita.