De acuerdo con las entrevistas realizadas a las víctimas, ocho sujetos armados ingresaron a sus oficinas donde estaban trabajando, los subieron a vehículos y fueron llevados a la casa de seguridad.

Óscar Montes de Oca, fiscal General de Quintana Roo, informó que la investigación respecto a las 27 personas que fueron privadas de su libertad el día martes apunta hacia un conflicto entre socios del call center; es posible que haya sido un acto de venganza contra uno de los accionistas y sus empleados. Cinco personas fueron detenidas, uno de ellos es extranjero.

El fiscal General señaló que durante el operativo se aseguraron cinco armas tipo AR-15, dos calibre 9 milímetros y dos inmuebles; en uno de estos es el domicilio donde fueron rescatadas las víctimas, las cuales se encontraban con los ojos vendados y encerradas en diferentes habitaciones.

Los cinco detenidos son parte de un grupo de delincuencia organizada y se encuentran a disposición de las autoridades ministeriales.