La Secretaría de Economía ya no retirará los equipos de cómputo al 75% de sus trabajadores, pero sí mantendrá el recorte de gastos, todo esto para seguir con las políticas de austeridad del actual gobierno federal.

Los lineamientos de la Secretaría de Economía ordenan el uso indispensable de energía eléctrica y agua en sanitarios, el retiro de refrigeradores, hornos de microondas, cancelación de impresión de documentos y la entrega de papelería cada mes.

De igual manera, se ordenó la cancelación de los servicios de fumigación y jardinería, y ahora los funcionarios están invitados a “adoptar una planta” y limpiar sus áreas de trabajo.

Por falta de presupuesto se tendrán menos vigilantes en los inmuebles y los autos que están en propiedad del gobierno se quedarán estacionados el resto del año sin gasolina ni mantenimiento.

¿Crees que son medidas necesarias?