Felipe Carrillo Puerto.- La situación que se está viviendo en el campo de Quintana Roo requiere atención inmediata por parte de los tres niveles de gobierno, inclusive de congreso local y federal y de organismos internacionales, señaló el ex dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Felipe Carrillo Puerto, Carlos Torres Sabido.

En este sentido, destacó que la falta de producción y de alternativas de desarrollo en la Zona Maya del municipio están generando desesperación, es por ello que el gobierno debería solicitar ayuda a la Organización de las Naciones Unidas, para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y a otros organismos involucrados en la producción de alimentos; en este año se perdieron al 100% los cultivos del campo, así como la apicultura, ganadería.

“Vemos con preocupación que la Conagua se hace de la vista gorda para no hacer la declaratoria de sequilla; argumentando que ni titular hay en el estado, esto de las perdidas es algo serio que requiere de toda la atención” señaló.

“Si el gobierno no quiere hacer nada, nos vamos a levantar los productores y vamos a hacer movimientos para exigirles que atiendan los problemas del campo y en esta ocasión ya no queremos que nos den atole con el dedo, con mil o dos mil pesos por productor no solucionamos nada” apuntó.

“Aquí se requiere de un verdadero plan emergente para la reactivación del campo, que se implemente un programa de empleo temporal, semillas para hortalizas de traspatio… estamos en tiempo y forma para sembrar frijol y que la aseguradora pague sin pretexto alguno y que sea por la cantidad asegurada”.

La fuente dijo que el problema en el campo va a ocasionar más pobreza en el medio rural y que van a aumentar los robos. “Hay hambre y los responsables van a ser los gobiernos por no atender el problema”.

“Lamentamos que cuando quemaron la sabana de Sia’an kaan les mandaron apoyos y varios miles de dólares toda vez que esa reserva solo es manejado por un grupito de vividores que se volvieron millonarios bajando recursos a nivel internacional usando la bandera de ecologistas”.

En esta ocasión la desgracia que vive el campo quintanarroense y sus productores es de tomarse con seriedad, ya que no solo son los productores, es toda la gente que vive en el medio rural jornaleros repobladores hombres mujeres y niños levantemos la voz y que los gobiernos asuman su responsabilidad.