Fue hace un año que se detectaron los primeros corales enfermos a consecuencia del “síndrome blanco” en el Parque Arrecifal de Puerto Morelos y de ahí se han contagiado varios más a lo largo de 450 kilómetros del SAM.

Hoy en día, el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) se encuentra en peligro de perder varias especies de coral y se estima que en un par de años, se acaben debido al ritmo con el que se contagia.

De acuerdo a Alfonso Torres Costa director general de la Asociación de Prestadores de Servicios Acuáticos (APSA), en seis meses se ha perdido la misma cantidad de corales que en 20 años y al respecto, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) ya tomó la batuta para esta labor y la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), funge como el lugar para hacer todos estos estudios, análisis y trabajo en general.