Cerca de 25 jóvenes empleados de un call center de Cancún fueron privados de su libertad ayer por la noche; de acuerdo con los testigos, se llevaron a los trabajadores en varios vehículos y camionetas. Las víctimas ya fueron rescatadas.

Los familiares de los jóvenes llegaron al lugar donde laboran para pedir información sobre sus parientes. Cuando las autoridades llegaron, rompieron la puerta del establecimiento pero no encontraron a nadie adentro.

Alberto Capella, secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, informó esta mañana a través de su cuenta de Twitter que las 25 personas fueron rescatadas en buen estado de salud.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no se trata de un secuestro, sino que parece ser un conflicto entre dos grupos, no necesariamente criminales.

Las autoridades se encuentran realizando la investigación correspondiente.