Luego de que se publicara el decreto de la figura del Mando Único como el centro del control de los 11 municipios, la presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete, se manifestó en contra de esta medida de seguridad pública.

La alcaldesa afirma que esta imposición por parte del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González “es un golpe de estado en contra de la autonomía de Solidaridad y un acto inconstitucional”.

Por su parte, Carlos Joaquín González comunicó, sin referirse directamente a la alcaldesa, que quien no acatara este nuevo esquema, “tendrá que afrontar sanciones políticas, administrativas y penales”.

Asimismo, aseguró que en donde se ha instalado el mando único ha disminuido significativamente la delincuencia.