A partir del 4 de septiembre de este año entró en vigor la Norma Oficial Mexicana NOM184-SCF2018, la cual estipula:

“En caso de que el Servicio de Telecomunicaciones no se preste o proporcione en la forma y términos convenidos o implícitos en la publicidad, por causas imputables al Proveedor de Servicios de Telecomunicaciones, éste debe compensar al Consumidor la parte proporcional del precio del Servicio de Telecomunicaciones que se dejó de prestar, y como bonificación, al menos el 20% del monto del periodo de afectación en la prestación del Servicio de Telecomunicaciones contratado”.

Así que la siguiente vez que tu servicio de internet o comunicación móvil falle, exige ante redes sociales la reposición de la carencia. Al menos ese es el consejo de Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, en el marco del foro “Empoderando al Consumidor en la Contratación en la Contratación de Servicios de Telecomunicaciones”.