La entidad ya concentra una cuarta parte de quejas a nivel nacional relacionadas con las dificultades para ingresar a las playas, ya sea debido a la prohibición de los propios hoteleros o las malas condiciones de estos accesos.

Estas quejas se concentran en el cobro de una cuota para la playa de Akumal, la falta de accesos públicos en la zona hotelera de Tulum y el mal estado que presenta Cancún.

Otra de las problemáticas señaladas por los usuarios, es el cobro de los franeleros o la presencia de basura en algunas zonas.