Un equipo del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) halló partículas del virus Sars-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, en aguas residuales de Cancún.

El estudio, patrocinado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), revela que la presencia del virus llegó ahí a través de las heces de personas infectadas.

Cecilia Hernández Zepeda, una de las científicas que participó en la investigación, explicó que hasta ahora no se ha comprobado que ésta pueda ser una vía de transmisión.

Sars-CoV-2 en aguas residuales

Sin embargo, dijo, se han encontrado hasta 100 millones de partículas de Sars-CoV-2 en un gramo de heces, lo cual es demasiado, apuntó.

Te puede interesar: AGUAS RESIDUALES EN BACALAR ATRASAN RECUPERACIÓN DE LA LAGUNA

“Es importante decir que la infección del Sars-CoV-2 no ha sido confirmada a partir del agua”, dijo.

Lo que el CICY ha detectando en el agua son solamente las copias que se encuentran del genoma y no de la partícula completa.

Reconoció que monitorear el Sars-CoV-2 en aguas residuales es muy importante para medir la concentración del virus en toda una comunidad sin tener que aplicar pruebas a todos.

Además, agregó, es indispensable para quienes toman decisiones, en cuanto a las medidas de salud pública.

“Cuando las concentraciones exceden cierto límite y se asocian a un gran número de personas que están infectadas o la concentración del virus va creciendo pues entonces se pueden implementar estrategias”, explicó.

Descartan presencia del virus en aguas subterráneas

Además de Cancún, los investigadores también realizaron estudios en Playa del Carmen y Felipe Carrillo Puerto, en todos hallaron lo mismo.

El método que utilizaron para realizar las pruebas se llama RT-qPCR, que es muy similar a las pruebas en humanos, aunque no es el mismo, precisó.

Zepeda contó que, hasta el momento, la presencia del virus no ha sido detectada en el agua subterránea ni en la de las zonas costeras.

Sin embargo, dijo, es muy importante que las autoridades apuesten por este tipo de investigaciones que sirven muchísimo para monitorear la trayectoria del virus.

Por ello propuso ampliar el monitoreo y tomar en cuenta las variables climatológicas de cada región.

Además de desarrollar un modelo adecuado para el sureste e incluir este monitoreo en otros virus.

¿Dónde más podrá alojarse el virus que causa el COVID-19?

Te puede interesar: UNAM LLAMA A ESTUDIAR AGUAS RESIDUALES PARA DETECTAR PRESENCIA DE CORONAVIRUS