El arribo del sargazo al mar Caribe es en definitiva un problema que debe atenderse de forma global, no regional; además está impactando de forma negativa a los países del caribe económicamente, socialmente y culturalmente. Éstas fueron algunas de las ideas en común entre gobierno, científicos, industria privada y sociedad civil, quienes se reunieron en el Encuentro de Alto Nivel para la Atención del Sargazo en el Gran Caribe, la mañana del 27 de junio en Cancún, Quintana Roo.

El fenómeno del arribo atípico de sargazo no afecta exclusivamente al Caribe mexicano, sino también a más de 17 países, en ello recae la importancia de llevar a cabo encuentros como éste, que convocó a varios países caribeños y organizaciones especializadas en coordinación por la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintan Roo, quienes buscan enfrentar este fenómeno que afecta severamente al entorno natural.

“Es un momento histórico para la humanidad ya que nunca antes se había vivido nada igual” afirmó el científico M.S. James S. Franks, quien acompañado de su colega Dr. Donald Johnson ofrecieron la conferencia magistral “La Situación actual del sargazo en el Gran Caribe”. Los científicos de la University of Southern Mississippi Gulf Coast Research Lab explicaron los estudios que han realizado durante los últimos 15 años, donde han aprendido el comportamiento y corrientes por donde se desplaza esta alga que afecta los mares.

Al encuentro acudieron el gobernador del Quintana Roo, Carlos Joaquín González, la presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, la Secretaria General de la Asociación de Estados del Caribe, Doctora June Marie Soomer, el Secretario de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, Alfredo Arellano Guillermo; y el Presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado de la República, el Senador Eduardo Murat.

En su intervención, el gobernador de Quintana Roo se mostró positivo en la realización del evento y afirmó que “existen importantes avances que hemos alcanzado con diferentes instituciones científicas y académicas escuchando propuestas en favor de mitigar los daños que ocasiona [el sargazo]. Estamos atentos a las formas en ya aprovechan el sargazo de forma productiva y otros en fase de investigación sobre sus posibles usos. Y el siguiente paso y gran reto es la industrialización del mismo, de forma tal que permita aprovechar los grandes volúmenes y que al mismo tiempo permita reducir los altos costos de contención y remoción. A todos nos compete esta situación, se requiere un trabajo conjunto”.

Por su parte, Mara Lezama afirmó que “el fenómeno del sargazo en nuestra región requiere de esfuerzos colectivos, la cooperación internacional es fundamental para encontrar más mecanismos que nos permitan delinear un estrategia eficaz”. Además, habló sobre los esfuerzos que hacen cientos de cancunenses organizados para limpiar las playas e invitó a la población a seguir visitando Cancún, ya que “el sargazo no está ni en todas las playas, ni todas los días”.

Sin duda, una de las necesidades principales de la que hablaron todos los ponentes es generar una agenda de cooperación internacional en torno a la contención y control del arribo de sargazo y la mitigación de sus efectos socioambientales.

Es indispensable dar el primer paso, para que los países caribeños México, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Jamaica, Trinidad y Tobago, Haití, Cuba, Panamá, Isla Guadalupe, Guyana, Belice y Guatemala sumemos voluntades para atender esta problemática común.

El sargazo en Quintana Roo

Mientras tanto en Quintana Roo, como parte de la estrategia denominada Protocolo Emergente para la Atención del Sargazo, se acordó dividir el litoral costero en 9 zonas y dos islas para evitar la llegada del sargazo a la playa, mantenerlas limpias y darle un uso sustentable al sargazo al recolectarlo para ser aprovechado.

Además, los empresarios de hoteles y concesionarios de zonas de playa reciben la información del protocolo estatal, a fin de articular de manera conjunta estrategias para la contención de sargazo, desde barreras de contención cercanas a la playa y todo lo que represente la recolección y disposición final de la macroalga.

Esta estrategia de contención del sargazo en la línea de costa y aguas someras forma parte del primer grupo de acciones de la estrategia emprendida por el Gobierno del Estado. Una segunda línea de acciones involucra la contención en aguas abiertas en donde será necesaria la participación de las entidades federales que ha sido motivo de reuniones en las cuales se encuentra el Gobierno del Estado involucrado.