Tenis, libretas y hasta combustible son algunos de los productos que se han creado para aprovechar la llegada masiva del sargazo a las costas de Quintana Roo.

Se trata de un fenómeno que afecta cada año a la entidad, pero sus componentes lo hacen un material ideal para la elaboración de diversos productos.

Aunque la llegada masiva perjudica el turismo y empaña el característico color turquesa de las playas del estado, su existencia es vital para el funcionamiento de ecosistemas marinos.

También es una materia prima única para personas emprendedoras y marcas que han sabido aprovechar este recurso para crear increíbles productos.

El sargazo está bien cotizado

Las algas de color café y olores ácidos han afectado la postal de arena blanca y mar azul turquesa.

Sin embargo, hay buenas noticias: la creatividad mexicana está empezando a encontrar formas para para limpiar las playas y aprovechar el alga.

El sargazo pelágico, que llega masivamente al Caribe mexicano desde 2014, contiene elementos cobre, manganeso y molibdeno, que en cantidades grandes termina siendo dañino para el ecosistema.

Cuando se encuentra en la playa, forma manchas marrones de hasta 150 metros lineales y desprende un desagradable olor a podrido.

Proviene de un nuevo “Mar de los Sargazos”, formado frente a costas de Brasil.

De acuerdo con Mercado Libre México, el kilo de esta planta marina va desde los 180 pesos, en 320 por un costal de 5 kilos, el costo a mayoreo se considera a partir de una tonelada.

Se oferta por mayoreo, medio mayoreo y menudeo, libre de basura, fresco o seco, lavado o  en polvo, algunos especifican de qué lugar proviene.

 El granulado alcanza los 600 pesos por kilo y en polvo los 500 pesos el medio kilo.

Proyectos sustentables

En los últimos años, se han implementado varías medidas para poder reducir parte del sargazo de las costas del litoral mexicano.

Ladrillos

El empresario quintanarroense Omar Vázquez Sánchez descubrió que podía usarlo como materia prima para hacer ladrillos.

Los cuales sirven para para construir casas ecológicas y a muy buen precio.

Su proyecto, además de ayudar al medio ambiente, está apoyando a las comunidades de bajos recursos de la zona.

Zapatos

Una empresa de calzado con sede en Guanajuato, diseñó una línea de zapatos ecológicos hechos a partir de PET y sargazo.

De acuerdo con Renovare, cada par de suelas contiene alga marina y la parte superior del tenis está hecha con 5 botellas de plástico desechadas.

Biogás

Especialistas del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) desarrollaron un sistema prototipo que logra convertir el sargazo en un biogás.

Este un gas combustible que se genera en medios naturales o en dispositivos específicos.

Puede ser utilizado como fuente de calor y para la generación de energía limpia.

Libretas

Otro de los inventos que ha causado sensación sobre las libretas recicladas de algas.

La idea comenzó con Victoria Morfin, una joven de solo 17 años hizo, con ayuda de su madre, el primer cuaderno del tipo.

El proyecto fue impulsado por la imprenta Grupo Regio, quien lo adoptó y lanzó al mercado.

¿Qué otro producto podría hacerse con sargazo?

Leer también: ¿Cómo va el sargazo en las playas de Quintana Roo?