Investigadores del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) y del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) han explorado la posibilidad de transformar el sargazo en papel.

Podría ser una forma de aprovechar esta plaga natural que llega masivamente a las playas del Caribe.