Las playas de Chemuyil y Chemuyulito son consideradas áreas protegidas y playas índice por el alto número de tortugas que recibe cada año. La construcción hotelera en la zona podría significar un lamentable ecocidio.