Debido al aumento de casos positivos de COVID-19, Quintana Roo endurecerá las medidas de seguridad para evitar subir los contagios.

Tal es el caso en Tulum, que sancionará con arrestos y multas económicas a aquellas personas que no usen cubrebocas en la vía pública y establecimientos comerciales partir del próximo domingo.

La medida se anuncio de manera conjunta por el presidente municipal Víctor Mas Tah y el secretario de Seguridad Pública del estado, Alberto Capella Ibarra.

En cuanto a las sanciones, los arrestos van de 24 a 36 horas y las multas de 10 a 50 días de salario mínimo vigente en la zona (entre mil 850 y 9 mil 250 pesos), o también pudiera ser trabajo de carácter social en el municipio.

En coordinación con Secretaría de Seguridad Publica de Quintana Roo y las autoridades municipales repartirán 200 mil cubrebocas a la población.