El Club de la Primera División de la Liga de Corea del Sur, FC Seoul, fue multado por poner muñecas inflables para adultos en lugar de maniquíes para llenar asientos vacíos durante el partido que se llevó a cabo a puerta cerrada contra el Gwangju.

El comité disciplinario de la K-League decidió multar al FC Seoul con cien millones de wones (75 mil euros) por dichas acciones que fueron consideradas como falta de respeto.

Ante lo sucedió, el club surcoreano se disculpó a través de redes sociales argumentando que no revisaron el producto enviado por sus proveedores y que desconocían que las muñecas fueran productos para adultos.