Simone Biles lanzó un poderoso mensaje durante Tokio 2020, “somos humanos”, al pedir un tiempo para atender una crisis de salud mental.

La gimnasta se mantuvo alejada de las competencias durante una semana, y volvió hace unos días para participar en la barra de equilibrio.

Aunque sólo obtuvo medalla en esta disciplina, aseguró que para ella es mucho más especial que la de oro que ganó en Río.

Y aprovechó la atención de los medios para volver a hablar de su salud mental y la de sus compañeros.

Te puede interesar: Simone Biles gana séptimo Campeonato de Gimnasia

“Sé que algunos de nosotros estamos pasando por las mismas cosas, y siempre se nos dice que lo superemos, pero todos somos mayores ya y podemos hablar por nosotros mismos”, dijo.

Un episodio de desconexión entre la mente y el cuerpo de la gimnasta, la hizo retirarse de la final por equipos.

¿Qué tan importante es la salud mental?

Si bien los atletas de alto rendimiento se someten a grandes cantidades de estrés, cualquiera puede sufrir un episodio como el de Biles.

De hecho, es más común de lo que se piensa, sólo que algunos no externan la problemática o bien, desconocen que los padecen.

La salud mental es el bienestar general de la manera en que piensas, regulas tus sentimientos y te comportas.

Puede haber un trastorno cuando ciertos cambios causan angustia o alteran la capacidad de funcionamiento de una persona.

Es decir, cuando les impiden mantener relaciones personales, familiares, y sociales, que se ve reflejado en la escuela o sitios de trabajo.

Pero también pueden impedir que la persona pueda aprender a un nivel acorde a su edad e inteligencia y participar en actividades importantes.

Estos pueden ser buenos indicadores para reconocer y buscar ayuda.

¿Cuándo se necesita una evaluación o tratamiento?

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría explica los signos y síntomas de cientos de afecciones de salud mental, entre ellas, la ansiedad y la depresión.

Además de los trastornos alimenticios, el trastorno de estrés postraumático y la esquizofrenia.

Y aunque cada afección de salud mental tiene sus propios signos y síntomas, hay algunas alertas que puedes identificar fácilmente.

  • Cambios en la alimentación y en los horarios de sueño
  • Incapacidad para afrontar los problemas o las actividades de la vida diaria
  • Sensación de desconexión o retiro de las actividades normales
  • Pensamientos inusuales o “mágicos”
  • Ansiedad excesiva
  • Tristeza, depresión o apatía prolongadas
  • Pensamientos o declaraciones sobre suicidio o daño a otros
  • Abuso de sustancias
  • Cambios extremos de humor
  • Ira excesiva, hostilidad o comportamiento violento

Sigue leyendo: Los niveles de ansiedad y depresión aumentan por la cuarentena

Muchas personas que tienen trastornos de salud mental consideran que sus signos y síntomas son parte normal de la vida, pero si te preocupa tu salud mental, no dudes en pedir consejo.