En México el 20% de las mujeres reporta recibir un salario menor que el de sus compañeros hombres que realizan exactamente el mismo trabajo.