Aguas color turquesa, paisajes inigualables y fauna silvestre como monos araña, son algunas de las maravillas que podrás encontrar en Sacalaca, un cenote sagrado maya.

Localizado en el municipio de José María Morelos, en el sur de Quintana Roo, este cenote era en la cultura maya un manto de agua pura y subterránea que encerraba maravillas únicas en su especie.

Sumergirte en sus profundas aguas cristalinas te hará recargar energía y, al mismo tiempo, poder conectarte con la naturaleza.

Este proceso, por cierto, era muy sagrado para la antigua comunidad maya, quienes pensaban que los cenotes eran ventanas al inframundo.

El municipio de José María Morelos se localiza en el suroeste de Quintana Roo y al oeste de Felipe Carrillo Puerto. Es una de las zonas que más comunidades mayas tiene.

La hospitalidad de la gente, la cultura e historia, son parte de los atractivos de este punto de la zona maya quintanarroense que colinda con Yucatán.

Una de las leyendas cuenta que durante la Guerra de Castas, en la segunda mitad del siglo XVII, las campanas de la iglesia fueron arrojadas a este cenote.

¿Cómo llegar al Cenote Sagrado Sacalaca?

Sacalaca se ubica a unos 50 kilómetros de la cabecera municipal de José María Morelos.

Dziuché, punto intermedio entre Chetumal y Mérida, marca la desviación para ingresar a esta ruta que invita a disfrutar la naturaleza.

Para llegar al Cenote Sagrado, hay que transitar sobre un sendero que los mismos habitantes de Sacalaca construyeron.

Convivir con la flora y fauna de la región remonta la mente a épocas prehispánicas, debido al ambiente que rodea a la población.

Si bien José María Morelos no cuenta con playas azul turquesa debido a su ubicación geográfica, sí tiene este tipo de atractivos turísticos que te van a encantar.

¿Habías escuchado de este cenote sagrado de Quintana Roo?

Te puede interesar: Playa San Miguelito: un tesoro escondido en Cancún ¡Descúbrela!