José María Morelos.- El municipio de José María Morelos, uno de los más pobres del estado, guarda una riqueza histórica y cultural única. La llamada Ruta de las Iglesias ha logrado ser uno de los principales atractivos para la zona y para muchos es un rincón turístico poco conocido en el estado.

¿Cuál es la Ruta de las Iglesias?

La Ruta de las Iglesias inicia en la comunidad maya de Tepich en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, culminando en la comunidad maya de Sacalaca en el municipio morelense. 

Hablando específicamente de las iglesias del municipio morelense, estas se encuentran en las comunidades de X- Cabil, Huay-Max, Sabán, Sacalaca y X-Querol.

Iglesia X-Cabil

X-Cabil, “lugar donde se produce miel” en español, fue abandonada al iniciarse la Guerra de Castas (1847-1901), al igual que otras comunidades de la región que eran habitadas por mayas. Su repoblamiento se inicia hacia la tercera década del siglo XX.  

Ruta-de-las-iglesias-rincon-turístico

Su iglesia, dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, fue edificada en el siglo XVIII. Se encuentra construida encima de un basamento posiblemente prehispánico.

La fachada, posiblemente alterada en el siglo XX, está rematada en su parte superior por una cornisa sobre la que descansa una espadaña de tres arcos, que forman el campanario. El acceso es de arco de medio punto.

X-Cabil es uno de los pocos lugares donde aún pueden verse los restos de una antigua noria, una obra hidráulica común durante la época colonial para el almacenamiento de agua. Las norias se construían probablemente sobre cenotes y eran puntos focales de los poblados.

Ruta-de-las-iglesias-rincon-turístico

Iglesia Huay-Max

Huay- Max es la segunda iglesia, traducido al castellano significa “tierra de abundante de comida”. A mediados del siglo XVI fue una encomienda colonial, mayormente habitada por indígenas mayas, actualmente no quedan restos de edificaciones españolas.

Ruta-de-las-iglesias-rincon-turístico

Al estallar la Guerra de Castas, el sitio quedó abandonado por más de medio siglo, hasta en la década de 1930-1940 llegaron familias del vecino estado de Yucatán a repoblarla.

La iglesia del poblado, dedicada a la Virgen de la Concepción, es de la época virreinal. Su construcción se inició en el Siglo XVIII, siendo originalmente una capilla abierta.

Más tarde se le agregó un techo de guano, de dos aguas, sustentado por horcones que realizaron los campesinos.

Iglesia Sabán

A 50 km de distancia de la cabecera municipal de José María Morelos, se encuentra Sabán, fundado en el Siglo XVIII como otra encomienda colonial. Su primer encomendero fue Martín de Montalvo, quien la conservó hasta su muerte en 1764.

En 1848, la población indígena se unió a los mayas sublevados que iniciaron la llamada Guerra de Castas. Sabán reinició su población hacia 1933, con unas cuantas familias allegadas del vecino estado de Yucatán.

Ruta-de-las-iglesias-rincon-turístico

La iglesia del poblado se empezó a edificar en el Siglo XVIII y está consagrada a San Pedro Apóstol. Cuenta con dos torres rematadas con cúpulas, las cuales están coronadas por dos pequeños arcos superpuestos que servían como campanarios.

La obra quedó inconclusa debido al inicio de la Guerra de Castas, sin embargo, se encuentra en funcionamiento hasta la actualidad.

En Sacalaca hay dos iglesias

Sacalaca, cuyo nombre maya significa en castellano “lugar de zacate blanco” (sak: cosa blanca, ak: zacate), fue un asentamiento prehispánico que pertenecía a la provincia de Cochuah.

Siempre mantuvo estrechas relaciones sociales y económicas con los pueblos limítrofes de la provincia de Maní. Se encuentra localizada a 10 kilómetros de distancia de Sabán y a 36 kilómetros de Tihosuco.

En el Siglo XVI, después de la conquista española, pasó a ser parte de la encomienda de Ichmul. Debido a una separación de linajes entre la población maya, tuvo dos encomenderos: Pedro Valencia y Juan de la Cruz.

La Guerra de Castas provocó la destrucción y el abandono del pueblo, utilizándose únicamente como sitio de paso, tanto para las tropas del gobierno como las tropas mayas.

Sacalaca es una de las comunidades que se caracterizan por poseer una vasta riqueza natural: cenotes, flora y fauna. Así como cultural: iglesias coloniales y ruinas arqueológicas. 

José-María-Morelos-rincon-turistico

Sacalaca conserva dos iglesias coloniales, una de ellas es de las más antiguas que se conocen en el estado de Quintana Roo y se localiza en el centro de la población, pues pertenecía a la población de blancos. 

Estuvo consagrada a la Virgen María, en su advocación de la Asunción de Nuestra Señora.

La otra es la iglesia de San Francisco de Asís, se ubicaba en el “barrio de los indios”. Fue construida sin mayores ornamentos mas que un nicho central sobre la puerta de acceso. 

ruta-de-las-iglesias-rincon-turistico

Contaba con un calado y una espadaña en forma de corona que servía de campanario en su frontis. 

Tuvo originalmente cinco campanas al frente y su cúspide remataba en una cruz. Estaba flanqueada por una torre, con angostas mirillas, la cual aún se conserva casi intacta. Es la que actualmente se utiliza por la comunidad para sus prácticas religiosas.

Sacalaca fue repoblado hacia 1930 con familias provenientes de los ejidos limítrofes de Yucatán. Las fiestas religiosas se conmemoran con música de banda y gremios, dedicadas a la Virgen de la Candelaria, a San Francisco de Asís y al Niño Dios.

Iglesia de X-Querol

Por último, está la iglesia de X-Querol. Se encuentra a 7 kilómetros de la comunidad de Sacalaca. Aunque no es muy conocida, conserva las fachadas de las iglesias centrales de Sacalaca y el de la comunidad de Huay-Max. La cual es de forma triangular, solo que esta con dos pequeñas cúpulas en sus partes superiores.

Actualmente esta comunidad está pegada a la comunidad de Ichmul, que pertenece al estado de Yucatán, y en ella habitan por el momento cerca de diez familias.

ruta-de-las-iglesias-rincon-turistico

¿Visitarías la Ruta de las iglesias?