¡Cómo de que no! Estamos listos para la rosca de Reyes.

Para seguir leyendo: ¡Todo normal, familia!