¿Quién diría que el robo de cactus forma parte de tráfico de flora en el país? Aunque parezca algo difícil de creer y lleguemos a pensar que eso tiene una gran repercusión, la verdad es que sí.

La sorpresa que esto nos causa es porque no es un delito tan visibilizado en México, debido a que las autoridades lo han dejado pasar por alto.

Denuncias por robo del cactus yucca enciende alarmas

El robo del cactus yucca por fin ha encendido las alarmas del gran problema silencioso que el país enfrenta: el tráfico de flora.

El problema surge luego de la ola de denuncias provenientes de las comunidades indígenas de Baja California. Manifiestan que se está presentado un robo desmedido de cactus yucca en su territorio con fines de exportación.

Elías Espinoza Álvarez, representante de las comunidades Kumiai, Cucapás, Kiliwas y Paipai, en una reunión con las autoridades federales aseguró que por años se ha estado realizando un saqueo sistemático del cactus por parte de mafias armadas. Mismas que se encargan de venderlo a un precio muy bajo en el puerto de Ensenada.

Comentó que desde 2018, año en el que el negocio mundial de plantas medicinales y aromáticas alcanzó los 2 mil millones de dólares, el problema se ha ido incrementando.

Por otro lado, conservacionistas aseguran que el contrabando de cactus se coloca sólo por debajo de los narcóticos y las armas.

Te podría interesar: TRÁFICO ILEGAL DE JAGUARES: ¿QUÉ TIENE QUE VER CHINA?

Las enormes ganancias

Espinoza Álvarez dijo que las comunidades venden la yucca a 450 dólares por tonelada a varias empresas, pero los ladrones la están colocando en 100 dólares por tonelada. Y aunque las autoridades anunciaron que se mantendrían puntos de vigilancia en la zona para impedir los saqueos, nunca lo han hecho.

A pesar de que el robo cactus yucca no es uno de los más denunciados, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha logrado decomisar toneladas de yucca cortada de forma ilegal.

No obstante, al no ser un delito al que se le tome mucha importancia, los daños que se pueden ocasionar con estas acciones son lograr un desabasto. El crecimiento de los cactus es muy lento, la gran demanda puede llevar a un desbalance y una elevación de su valor.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: SEMARNAT, PROFEPA Y SEMAR INVESTIGARÁN LAS DENUNCIAS POR ROBO DE ARENA EN PLAYAS DE QUINTANA ROO