Cozumel.- Personal de vectores de la Secretaría de Salud Estatal (SESA) en Cozumel retomaron las actividades de control larvario dentro de los hogares, aunque la ciudadanía muestre cierta renuencia para que los brigadistas ingresen por la contingencia sanitaria del coronavirus.

Uno de los trabajadores de vectores, que se identificó como Jaime, pidió más apoyo de la sociedad para continuar con las labores, pues con las lluvias que se han presentado en la isla, es necesaria la eliminación de criaderos de moscos.

Explicó que las actividades consisten en eliminar criaderos de moscos y controlar los depósitos de agua, tinacos, cubetas para evitar la proliferación del mosquito transmisor, y que hasta el momento no se han tenido casos de dengue, zika o chikungunya en la isla.

Por su parte, el jefe del departamento de vectores, Hugo Pérez Rosas, informó que el personal se encuentra debidamente identificado: chaleco caqui con logos del gobierno del estado y credencial de identificación.

“Entendemos que parte de esta reacción es el temor al contagio de COVID-19, pero nosotros nos identificamos debidamente y aplicamos todas las medidas de higiene” aseguró.

Por ello, pidió la colaboración de las familias, para que en un lapso menor de 10 minutos, los trabajadores puedan combatir los focos de infección y con ello cuidar la salud de los cozumeleños.