Residencia de ancianos, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? Probablemente más de uno dirá que es un lugar al que las personas llevan a sus padres o abuelos por no querer cuidarlo. Estos centros son de mucha ayuda tanto para los adultos mayores como para las familias en cuanto a su cuidado.

Las residencias de ancianos tienen cuidados para ellos las 24 horas del día, cosa que en algunas familias puede ser complicar debido a las labores que cada miembro realiza y a los adultos mayores les ayuda a tener más compañía e intercambiar experiencias con sus demás compañeros, realizan muchas actividades que los ayuda a mantenerse ocupados y lo mejor de todo, es que nunca están solos.

Residencia sin licencias

Si bien las residencias de ancianos pueden resultar un gran apoyo para las familias, lo primero que se debe realizar es una investigación acerca de las condiciones y los permisos con los que éstas cuentan.

En Nuevo León las autoridades han revelado que se descubrieron decenas de residencias de ancianos sin licencias para poder operar, algo que ha encendido la alarma en cuanto a la existencia de casos de coronavirus no detectados o reportados y las condiciones en las que las personas viven.

En total, fueron 40 hogares de ancianos los que la Secretaría de Salud cerró tanto en Monterrey como en sus alrededores, ninguno contaba con licencias y operaban en condiciones no óptimas.

“Había unas condiciones de higiene deplorables, donde dormían prácticamente estaban hacinados, estaban pegadas todas las camas, los baños sucios sin papel sanitario”, comentó el secretario de Salud del estado, Manuel de la O Cavazos.

Casos confirmados de coronavirus en residencias de ancianos

Las medidas de sanidad que las casas de retiro deben efectuar deben ser casi extremistas. Son uno de los sectores de la sociedad para los que, por su avanzada edad y problemas de salud, un contagio podría ser fatal.

América Latina en comparación con otras partes del mundo no ha experimentado una gran cantidad de muertes por COVID-19 en asilos de hogares de ancianos; sin embargo, el 25 de mayo Nuevo León reportó 89 casos de coronavirus en cuatro casas de ancianos.

Del total de los casos reportados en hogares de ancianos en México sólo han fallecidos 19 personas.

Esto se debe a la cultura con la que el país cuenta, el cuidado de los adultos mayores es algo que la mayoría de las familias hacen. Según el Banco Internacional Interamericano de Desarrollo, en Latinoamérica únicamente el 0.5% de los adultos mayores viven en asilos, mientras que en Estados Unidos las cifras son de más del 3.0%, de acuerdo a cifras de la Oficina del Censo de ese país.

Muertes en América Latina

A pesar de que los brotes en los hogares de ancianos en la región han sido pequeños en comparación con otros países, América Latina registra 70 muertes de adultos mayores.

Brasil y Argentina están realizando investigaciones para corroborar e inspeccionar que sus instalaciones hayan ejecutado todas las medidas de salud necesarias para garantizar la salud de las personas.

Antonio Trujillo, profesor asociado de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins y quien se ha dedicado a estudiar la atención que los adultos mayores reciben en América Latina, comenta que “estos centros de atención a largo plazo no están muy regulados y no siempre tienen la capacidad de implementar protocolos”.

Lo mejor decisión

Una de las opciones para evitar que los adultos corran el riesgo de infectarse es llevarlos a casa y asegurarnos de su cuidado, por lo menos en el lapso que dure la contingencia sanitaria.

En caso de que sea imposible cuidarlos en casa porque ninguno de los miembros de la familia ha dejado de trabajar, lo mejor es no ir a visitarlos y llamarlos con frecuencia para explicarles la situación.

¡Cuidemos a nuestros adultos mayores!