Unas 160 tortugas que quedaron atrapadas en residuos de plásticos fueron rescatas en unas de las mayores playas de Bangladesh, muchas de ellas resultaron heridas.

El pasado fin de semana, numerosas tortugas oliváceas llegaron a la costa flotando sobre  grandes masas de residuos plásticos formados por botellas, redes de pesca, botas y otros residuos.

Del total de las galápagos, cerca de 30 murieron y fueron enterradas en la arena. Las que sobrevivieron fueron devueltas al Golfo de Bengala.

Muchas de las que quedaron atrapadas en aproximadamente 50 toneladas de plástico que flotaban en una zona de diez kilómetros, sufrieron heridas.