Kantunilkin -Uno de los platillos típicos en la Península de Yucatán, pero muy poco conocido, es la tuza en pib, que son pequeños roedores que viven en madrigueras y se alimentan de las raíces de muchos tipos de plantas y árboles.

En cada temporada de lluvias abundan estos pequeños roedores dañando plantaciones de plátano, elotes y hasta de árboles frutales pero, los habitantes de este Municipio han visto la oportunidad de capturarlas, prepararlas y comercializarlas hasta a 150 pesos por pieza.

Elias Chuc un veterano productor de la zona señalo que las tuzas se preparan en PIB (horno rústico tradicional) “escarbamos un hoyo en la tierra, le prendemos leña y le colocamos piedra, mientras se consumen preparamos la tuza envolviéndola con hojas de chaya y plátano para darle un buen sabor”.

Dijo que, a simple vista, la tuza es asqueroso por el parecido con una rata pero cuando se termina de preparar es un manjar delicioso, único en la península de Yucatán que se ha convertido en una fuente de ingresos para las familias que se dedican a capturarlas y vendarlas, listas para comer.

Lo más extraño de la tuza es que se come hasta las pequeñas vísceras, incluido, el excremento que se prepara con limón y chile, aunque suena algo raro, las personas que lo han comida aseguran que es una delicia. Y usted, amable lector, ¿comería este roedor?