Kantunilkin – A pesar de contar solamente con un juez tradicional para la impartición de justicia, la comunidad de Agua Azul respalda esta labor que inicio desde hace más de diez años imponiendo, como multas, labores sociales que tendrán que realizar la persona que cometa alguna anomalía menor.

Así lo informo el juez tradicional de dicha comunidad, Jacinto Uc Uch, quien señaló que primero se le brinda consejos para que la persona denunciada ya no hagan desmanes, y sí son reincidentes realizan trabajos sociales dentro de la comunidad para que sientan “vergüenza”.

En entrevista explicó que para los trabajos para la impartición de justicia hay buena coordinación con el subdelegado, Julian Puente Uch quien respalda y apoya la labor, sobre todo cuando se tratan de casos graves que ameriten sean turnados ante otras instancias como el juez de paz del Ayuntamiento, el juez de primera instancia o al Ministerio Público.

Destacó que este año se han atendido a aproximadamente 15 personas, en su mayoría problemas familiares y que no fue necesario canalizarla en otras instancias, “los exhortamos a arreglar sus problemas familiar pero tienen que realizar alguna labor social y, si las cosas no llegan a buen fin se turna ante la autoridad correspondiente pero, afortunadamente, todo se arregla acá mismo”.

A pesar de que sus oficinas únicamente cuenta con dos sillas y un escritorio rústico que le sirve como mobiliario, señalo que cada quince días una persona del juzgado tradicional a nivel estatal, con sede el Felipe Carrillo Puerto, acude para entregarle hojas, lapiceros, entre otros para desempeñar su labor.