El regreso a clases presenciales preocupa a los docentes de Quintana Roo, pues alertan que no es muy conveniente llevarlo a cabo hasta que se tenga un esquema de vacunación contra el COVID-19 en la mayoría de la población.

Aunado esto, también aseguran que por ser un destino destino turístico, el riesgo de casos del coronavirus es alto.

En agosto, el gobernador Carlos Joaquín consideró que la educación a distancia sería un reto para el estado.

Regreso a clases presenciales

Un mes después, en septiembre, la Secretaría de Educación estatal publicó el acuerdo de la implementación del “Plan para un regreso a clases seguro: ¡Nadie afuera, nadie atrás”, que puntualiza el regreso a clases presenciales cuando el semáforo epimiológico alcance el color verde.

El protocolo involucraría a más de 300 mil alumnos de los tres niveles educativos, en escuelas públicas y privadas.

A pesar de que el regreso será opcional, los padres de familia serán quienes decidirán si sus hijos continúan desde casa o acudirán a los salones de clases.

Ante el díficil panorama que se avecina, Lariza Canul, secretaria General del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Quintana Roo (SiteQroo), aseguró que solicitarán a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología evaluar todos los escenarios antes de que se autorice el reingreso de las clases de manera presencial.

Solicitaron incluir programar de educación dirigidos a los padres de familia para comunicar y trabajar con sus hijos la tolerancia al uso prolongado de cubrebocas.

“Mínimo tres horas si son de inicial; cuatro horas si son preescolar; cinco si son de primaria en los primeros años o seis horas en últimos grados de primaria; siete horas en telesecundaria y secundaria; y más si son programas de tiempo completo”, explicó Canul.

regreso-a-clases-presenciales-Quintana-Roo

Plan para un regreso seguro

En el acuerdo publicado, se establece que el número máximo de alumnos que se permitirá en cada salón será de entre 10 y 15, dependiendo del grado escolar, con una distancia de 1.5 a 2 metros entre sillas.

También habrá recesos escalonados para evitar aglomeración de estudiantes, por lo que se prohibirá grupos durante los descansos.

Sin embargo, para la docente, esto no es suficiente, ya que los maestros no pueden estar complemente al pendiente de cada alumno,

“Es como cuando llevan su suéter, a la hora del recreo se lo quitan o lo tiran porque ya tienen calor, no hay el cuidado porque son niños y también juegan, un cubrebocas también lo pueden tirar o se lo pueden intercambiar, sin que a veces nos demos cuenta”, explicó la docente.

¿Crees que sea el momento de regresar a clases presenciales?

Te podría interesar: ANUNCIAN RECORTES PRESUPUESTALES PARA MUNICIPIOS DEL ESTADO