Como medida drástica para evitar daños ecológicos y problemas en el subsuelo en la península de Yucatán, la ruta del Tren Maya volverá a su ruta original.

La ruta planeada en junio del año pasado contemplaba un ahorro de 5 mil 500 millones de pesos y disminución de 55 kilómetros, y el trazo desde un inicio era hacia la ciudad de Valladolid con rumbo a Coba y de ahí a Tulum para posteriormente subir hacia Cancún.

Debido a los problemas en el subsuelo y la existencia de zonas arqueológicas en el área, Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento Turístico, comentó que se regresará al trazado original, que va directamente de Valladolid a Cancún.