Con lágrimas en los ojos y la emoción a flor de piel, cinco niños y un adolescente tocaron la “Campana de la salud” acompañados de familiares y personal del hospital.

Arcángel Bacab Ruiz y Gael Chable Montalvo, con tan solo tres años de edad; Jehu Ortíz Marín, de cinco; Dereck Quintero Pérez, de seis; Joselyn Caamal Novelo, de 13 y Carolina Xuluc Dzul, de 19 años, libraron la batalla contra la leucemia aguda linfoblástica.

Los emotivos momentos tuvieron lugar en la Clínica del Niño y Adolescente con Cáncer del Hospital General en la Ciudad de Chetumal, Quintana Roo.

La responsable de la clínica, Asunción Encarnación Jiménez, explicó que a lo largo de un periodo de tres años, cuatro niños y una adolescente estuvieron bajo tratamiento; a excepción de un menor que estuvo únicamente un año, mismo que recibió un tratamiento con trasplante en el Hospital Universitario de Monterrey.

Cabe mencionar, que el toque de la campana simboliza que cada uno de los niños logró concluir su tratamiento contra el cáncer.

A pesar de haber logrado con éxito el tratamiento, estos niños deberán estar bajo vigilancia y supervisión médica cada mes, y si todo marcha bien podrán ser dados de alta definitivamente 10 años después.

Por otro lado, ningún paciente se ha quedado sin recibir su tratamiento médico, todo esto gracias a los servicios estatales de salud y a la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer de Quintana Roo (AMANC).