La pandemia de coronavirus que el país está sufriendo obligó al sistema educativo a optar por otros medios para que los estudiantes pudieran seguir cultivándose desde casa. Y aunque los docentes y alumnos hicieron el mejor de sus esfuerzos por seguir con el ciclo escolar, el próximo ciclo tendrá que recuperar todo el tiempo perdido y así fortalecer de una mejor forma los conocimientos de cada uno de los jóvenes.

Más horas de escuela

El presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, David Calderón Martín del Campo, propuso que las escuelas de alta marginación amplíen su jornada laboral y se les proporcione alimentos a los alumnos, debido a que esa fue la población que no tuvo acceso a internet y, por ende, estarían presentando un retraso.

Además, esto permitirá ayudar a las familias más necesitadas; sus hijos estarán en un lugar seguro mientras ellos trabajan.

Calderón Martín del Campo también sugirió que los alimentos de igual forma se deben ofrecer a los alumnos en el colegio, ya que esto ayudaría a enfrentar la situación económica de las familias.

“El hecho de ofrecerles alimentación todos los días hace una diferencia enorme, así como crece la violencia intrafamiliar también la desnutrición, los más pobres tienen menos dinero y menos comida” comentó.

Tiene que ser diferente

El presidente de Mexicanos Primero instó en que el próximo ciclo escolar debe ser planeado de forma completamente diferente a los anteriores.

Sugirió capacitar a los docentes de tal forma que puedan ir más allá de los temarios, para poder y saber responder las dudas que los alumnos van a presentar tras su prolongada ausencia.

“Va a ser el año escolar más difícil que nunca haya tenido México, nunca como esta vez se interrumpieron las clases en el país” dijo Martín del Campo.

Adelanto del próximo periodo académico

La SEP dio a conocer que las primeras tres semanas del siguiente periodo académico se utilizarán para nivelar a los alumnos que presenten problemas académicos.

Ante dicha declaración, David Calderón aseguró que para que eso pueda ser posible se tendría que trabajar con los profesores durante las vacaciones de verano y de esta forma asegurar que estén preparados para enfrentar la situación.

Afirmó que los manuales no bastarán si no se trabajan y más ante la presión de la que muchos maestros fueron presa por parte de las autoridades educativas, quienes pedían evidencias de que los alumnos estaban trabajando.

Además, el encierro pudo causar efectos en los pequeños por lo que los docentes deberán estar capacitados para detectar a los pequeños que presenten algún problema y puedan canalizarlos con psicólogos o pedagogos.

El representante de Mexicanos Primero exigió mayor claridad a la autoridad educativa respecto a los procesos para el próximo regreso a los centros educativos.

Muchos niños en el país no tuvieron la oportunidad de continuar con sus estudios en línea. El acceso a internet y la posibilidad de pagar por su servicio es un problema que muchas familias enfrentan y es seguro que esto ocasionó un rezago educativo en gran parte de los estudiantes.

¿Tres semanas serán suficientes para regularizar a los alumnos?