Cozumel.- Las personas privadas de su libertad del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cozumel ya pueden comunicarse con sus familiares a través de videollamadas, para lo cuál se instalaron equipos de cómputo, informó la directora del Cereso, Yolanda Viridiana Peralta Domínguez.
Debido a la pandemia de COVID-19, se suspendieron las visitas en el Cereso, para proteger a la población que está privada de su libertad, por lo que las familias se quedaron sin opciones para tener contacto con los internos.
Sin embargo, explicó que ahora el Cereso proporciona otra opción a las familias, para que puedan hablar con los internos y esto es a través del uso de equipos de cómputo que se instalaron en el Centro de Reinserción, con el apoyo y capacitación del personal del C4.
A través de una aplicación que descargan en sus teléfonos celulares, los familiares pueden conectarse y hablar con sus seres queridos que están en el Cereso de Cozumel.
Para esto, desde el Cereso se definen días, horarios y una duración de 20 minutos en cada videollamada, para que los internos se comuniquen con sus familiares desde los equipos de cómputo que ya están instalados en las instalaciones de la cárcel.