Cuatro entidades federativas presentan el mayor grado de endeudamiento más preocupante a nivel nacional en los últimos 18 años. Quintana Roo es una de ellas.