A pesar de que el gobierno federal emitió un semáforo epidemiológico, Quintana Roo lanzó su propio semáforo de control para regular la reactivación de actividades económicas a partir de este 1 de junio, y el turismo será incluido en el plan estatal como actividad esencial.

Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, dijo que los sectores a los que se les permitirá el reinicio de actividades económicas serán el turismo, construcción, labores del campo y costa (pesca), así como el transporte serán abiertos de manera “gradual, ordenada y segura”, de acuerdo con el plan Reactivemos Quintana Roo, que en días pasados fue anunciado.

Este semáforo será complementario al establecido por el gobierno federal, que también contará con cuatro fases por colores: rojo, naranja, amarillo y verde. Y se determinará por porcentajes de acuerdo con la actividad económica particular, como es el caso de los hoteles que se deberán medir el porcentaje de cuartos a ocupar, los restaurantes con las mesas y el transporte público de acuerdo con el número de asientos.

“Nuestro semáforo complementario es innovador y tiene enfoque regional; establece una señalización para la región sur y otra para la región norte; mide el riesgo de contagio de sector y actividad económica y define unidades de medida para la apertura gradual de cada giro”, aseguró el mandatario.

Reactivemos Quintana Roo tiene como objetivo principal cuidar la salud de los quintanarroenses y disminuir el número de contagios de COVID-19, evitando las aglomeraciones en espacios públicos.

¿Cómo funciona?

Durante la semana del 1 al 7 de junio, únicamente se permitirá que los trabajadores de las actividades esenciales se puedan reincorporar a sus centros de trabajo con el fin exclusivo de organización y capacitación.

A partir del 8 de junio, en función de la señalización del semáforo estatal y dependiendo cada región se dará la reapertura gradual.