Quintana Roo está avanzando en materia de impacto ambiental, esta vez el estado está colocado en el primer lugar de las entidades con mejores estrategias ambientales para la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

Generación de energía, manejo de agua, servicios de salud, actividades agropecuarias, protección de la biodiversidad, infraestructura, manejo de desechos, entre otros, son actividades en donde se aplican las estrategias para la protección del medio ambiente.

Como parte de este proyecto el gobierno comenzó a aprovechar el potencial eólico e hidráulico que tiene el estado para la generación de energía limpia que ya se está utilizando en diferentes planteles educativos.