El estado no está preparado para las próximas temporadas de huracanes – lluvias, al menos no en su planeación aérea. Es decir que en caso de algún traslado necesario en ambulancia helicóptero, las complicaciones serían muchas ya que Quintana Roo carece de torre de control aérea.

Dicha torre es responsabilidad de CONACYT, misma institución que no ha entregado el proyecto, o si quiera presentado a la paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares, encargada de distribuir las vías aéreas.

Sobra decir que los huracanes azotan constantemente las costas de nuestro estado, y han dejado cuantiosas pérdidas materiales, sin embargo, son las pérdidas humanas las que deben tener prioridad ante estos fenómenos hidrometerológicos.