El estado de Quintana Roo aporta más de la tercera parte las divisas turísticas del país.