La situación actual ante las finanzas de ingreso presupuestal 2020 es un sólido: “preocupados”, ya que Quintana Roo es uno de los estados más afectados ante el recorte para el año en cuestión.

Quien más sufrirá las consecuencias será el campo, ya que su reducción habla hasta en un 31%, contrario a la educación donde se ve un ligero incremento.

Ante esta situación, el gobernador Carlos Joaquín estará sosteniendo reuniones de planeación con su gabinete a fin de reajustar estrategias y prevenir consecuencias.