El extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, escapó del país y se encuentra prófugo de la justicia.

Está señalado por los delitos de tortura, desaparición forzada, ocultamiento y pérdida de pruebas en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la república, mencionó que el pasado 18 de marzo se difundió que la Fiscalía General de la República (FGR) contaba con una orden de captura en contra del ex funcionario, y también solicitó casi 50 órdenes de aprehensión relacionadas con el caso Ayotzinapa.

Por lo que el extitular de la AIC tramitó un amparo contra cualquier orden que se le señalara en el caso de Ayotzinapa, el cual fue admitido el pasado 23 de junio.

Las órdenes de aprehensión las dictó un Juez de Distrito de Procesos Penales Federales a 46 servidores públicos de varios municipios del estado de Guerrero por los delitos de desaparición forzada y por delincuencia organizada.

FGR pide ayuda a Interpool

A través de la ficha roja, la FGR pidió a la Interpol ayuda para localizarlo a nivel nacional.

Es decir, Tomas Zerón ya cuenta con una orden de aprehensión en su contra en México por el caso Ayotzinapa y una ficha roja de la Interpool, y podría pasar hasta 60 años en presión.

Nueva administración

En un mensaje a los medios, el titular de la Fiscalía General de la República anunció que durante su gestión – a partir de 2019 – se iniciaron nuevas investigaciones y que la ejecución de las diligencias ha permitido establecer una cronología de lo sucedido.

Por lo que se sabrá quienes cometieron la privación ilegal de la libertad de los 43 normalistas y su desaparición.

La verdad histórica se acabó

Tras advertir que “se acabó la verdad histórica” del caso Ayotzinapa, Getz Manero reveló que fueron localizados nuevos restos humanos que ya son analizados en Austria por especialistas de la Universidad de Innsbruck y que podrían llevar al paradero de los 43 normalistas desaparecidos hace 6 años.

Tomas Zerón estuvo a cargo de la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

En los informes del Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) se le señaló como responsable de haber violado el debido proceso, luego de alterar la evidencia del caso y haber sembrado bolsas de plástico con osamentas -conjunto de huesos articulados que sostiene y da consistencia al cuerpo de los vertebrados-  en el Río San Juan, ubicado en Cocula, Guerrero.

Debido a las alteraciones, la PGR detuvo a diferentes funcionarios de manera inconsistente. Durante el proceso hubo detención arbitraria, tortura, violaciones al procedimiento y ocultamiento de pruebas suficientes.

Sin embargo, ya con la nueva Fiscalía se iniciaron nuevas investigaciones por diversos delitos que no habían sido tramitados y que no tienen obstáculo procesal para poder ser judicializados.

En resumen…

  • El 28 de octubre de 2014, Zerón recorrió el río San Juan acompañado por Agustín Eyes, presunto jefe de Guerreros Unidos.
  • Dos años después de la diligencia, el GIEI manifestó que se pudieron manipular las pruebas en el río San Juan.
  • Los restos hallados en Cocula fueron a la Universidad de Innsbruck; Alexander Mora fue identificado y Jhosivana Guerrero parcialmente.
  • El MP federal acusó a Tomás Zerón de alteración y ocultamiento de pruebas, por lo que solicitó una orden de aprehensión.
  • Han sido detenidos 142 personas; 55 policías de Iguala, 20 de Cocula y 67 presuntos integrantes de Guerreros Unidos.
  • Del total, 77 fueron liberados y 65 encarcelados.

¿Crees que se logre hacer justicia esta vez?