Envuelto en una capa de cera roja el queso Edam, mejor conocido como queso del gallo o queso de bola, conquistó la Península de Yucatán.

Este es uno de los tantos ingredientes que la región adoptó y que ha vuelto de él uno de los estandartes de su cocina, pues los integra en múltiples recetas.

Por su precio razonable se volvió muy popular en la Península, donde se come en trozos, en quesadillas y en sopas.

Con este queso se idearon todo tipo de platillos, incluso un postre que está hecho en una barquilla dulce, mismo al que se le puso marquesita.

Te puede interesar: LEYENDAS MAYAS QUE ENVUELVEN A LA PENÍNSULA DE YUCATÁN

¿De Yucatán o de Quintana Roo?

queso-bola-peninsula-yucatan

Ambos estados del sureste han afirmado haber sido el principal puerto de entrada para el queso de bola en México, incluso ser cuna de los platillos que con él nacieron.

En el dominio popular se cuenta que un barco cargado con lácteos y mantequilla proveniente de Europa naufragó cerca del canal de
Yucatán.

Abordo habían diversas mercancías, entre ellas el queso edam, que tiene forma redonda pero achatada cubierto de cera en su exterior.

Otras versiones indican que en realidad los barcos que exportaban henequén traían el producto de contrabando y que así fue introducido.

Otros indican que originalmente este queso llegaba y se comercializaba desde el puerto de Chetumal, por lo que lo llaman queso de Chetumal.

Durante las décadas de 1950 a 1980 era el regalo ideal que los turistas nacionales buscaban para llevar a casa cuando visitaban esa entidad.

Actualmente se encuentra en todo el país, sobre todo desde que se han abierto las importaciones a muchos productos.

Los platillos que el queso de bola regaló al mundo

queso-bola-peninsula-yucatan

Su sabor salado se quedó en el gusto de los yucatecos quienes idearon formas de prepararlo, uno de ellos fue el tan famoso queso relleno.

Se prepara rellenando el queso de carne molida de res o cerdo con pasas,
chile dulce y algunas especias de la región.

Este se acompañada de una salsa blanca conocida como K’ool, que se hace de harina, manteca y caldo de pollo, y complementada con salsa de tomate.

Con el queso de bola se preparan las deliciosas marquesitas, antojito que inventó un vendedor de helados para dar un valor agregado a sus productos.

Para esto utilizó las barquillas de los helados, sustituyendo el mismo por queso de bola, el cual resultó un éxito.

¿Has probado el queso de bola? Cuéntanos cuál es tu platillo favorito.

Te puede interesar: 3 LUGARES DE LA PENÍNSULA QUE TE CONECTARÁN CON LA CULTURA MAYA