El pasado sábado 5 de marzo, el fútbol mexicano vivió tal vez el día más trágico en su historia. Parecía un rutinario partido de la Liga MX entre Atlas y Querétaro en el estadio La Corregidora, cuando las barras de ambos equipos protagonizaron una monumental y violenta batalla en las tribunas que ha dejado imágenes desgarradoras.

Este suceso trasciende el ámbito del fútbol y refleja la violencia que sufre México, tanto la forma violenta en la que actúan los hombres, así como la inoperancia de las autoridades para erradicar la violencia de nuestras esferas sociales.

LOS HECHOS

Se habían jugado poco más de 60 minutos del encuentro cuando las agresiones entre los aficionados en las gradas empezaron a robar la atención de lo que ocurría en el campo.

Alarmados por la intensidad de las peleas, los aficionados incluidos niños y mujeres, bajaron a la cancha para resguardarse de los fuertes agresiones que sucedían en las gradas y que luego se extendieron por el terreno de juego y zonas aledañas al estadio.

Mientras grupos de aficionados del Querétaro, equipo local, desnudaron a sus rivales y les propinaban todo tipo de golpes. Los jugadores de ambos equipos buscaron refugio en los vestuarios.

Pese a ya estar noqueados y empapados de sangre en el pavimento, seguían recibiendo patadas y cinturonazos, incluso se pudo ver a algunos aficionados agredir con fierros y pedazos de sillas que obtenían al destruir el inmueble.

Aunque cuesta trabajo creerlo, luego de lo que muestran los aterradores videos, la Fiscalía de Querétaro dijo que “No existe ninguna persona fallecida”.

Informó que ha iniciado la carpeta de investigación CI/QRO/6605/2022 “por los delitos de homicidio en grado de tentativa, violencia en espectáculos deportivos, posible apología del delito, asociación delictuosa y delitos cometidos por servidores públicos”.

Por su parte, el Hospital General del Estado reportó 19 personas lesionadas. Adicionalmente el Instituto Mexicanos del Seguro Social publicó haber recibido otro grupo de lesionados.

También el gobernador de Querétaro , Mauricio Kuri, declaró: “No tenemos motivos para mentir, seguiremos poniendo a disposición del público toda la información verificada. Si alguien cuenta con información veraz adicional a esta, los invitamos a hacerla llegar al 442 101 5205, opción 4“.

CONSECUENCIAS

Ya para el domingo 6 de marzo diversas autoridades implementaron medidas y sanciones derivadas de los actos violentos en el estadio La Corregidora, sin embargo en próximos días se esperan más anuncios y severos castigos.

Sin embargo, falta por ver qué se decidirá al respecto del equipo queretano, que podría ser desafiliado, y si el resto de partidos se jugarán con público, y cuándo se disputarán los suspendidos del domingo.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos expresó que buscará fincar responsabilidad y determina la responsabilidad de todas las autoridades involucradas, así como asegurar el acceso a la justicia a las víctimas. Mencionó que la brutalidad de los hechos puso en riesgo a menores de edad, así como a familias.

Asimismo, la Liga MX tomó las siguientes medidas:

  • La Liga MX inició una investigación a fondo en la cancha y en el exterior del inmueble
  • La Liga MX turnó de inmediato a la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol lo sucedido con reportes oficiales de los Comisarios y Árbitros del partido, pidiendo a la Comisión sanciones ejemplares
  • Se presentarán las denuncias penales correspondientes por los actos de violencia en el Estadio La Corregidora.
  • Los reportes del Comisario de la Liga MX y las autoridades de Querétaro mencionaron que las personas lesionadas fueron trasladadas en ambulancia a hospitales cercanos y se espera el reporte oficial sobre su estado de salud.

Incluso la FIFA emitió su postura: “La FIFA se une a la Asociación Mexicana de Fútbol y Concacaf para condenar este bárbaro incidente y alentar a las autoridades locales a llevar justicia rápidamente a los responsables. Nuestros pensamientos están con todos aquellos que sufrieron sus consecuencias”.

Igualmente, Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, señaló que La Corregidora se quedarán sin fútbol de manera indefinida.

“A partir de hoy no podemos generar actividad futbolista en este estadio, es algo que tiene que resolver la Disciplinaria, qué va a pasar con el estadio”.

Arriola confirmó que la Asamblea extraordinaria se llevará a cabo a las 9:00 horas, tiempo de México, del martes 8 de marzo. El objetivo es delegar qué sucederá con los grupos de animación.

Además afirmó que las barras de los equipos visitantes ya no podrán ingresar a los estadios rivales. Esta será una de las principales medidas de sanción.

También, las autoridades del estado de Querétaro anunciaron la suspensión de cinco funcionarios públicos. Entre ellos se encuentran responsables de la fuerza de policía y la seguridad civil, además de otros tres que tenían funciones de coordinación de eventos.

Después de una reunión presidida por el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, y con base en el informe de Seguridad Pública y Protección Civil ante los hechos del Estadio Corregidora, se determinó cancelar a la empresa G.E.S.K9 contratada por el Club Querétaro. De igual manera se canceló los 5 servicios adicionales que ofrece en el estado.

Asimismo, el Director General de los Gallos de Querétaro, Adolfo Ríos, aseguró que llegarán hasta las últimas consecuencias por lo sucedido en el juego frente al Atlas:

“Estamos asumiendo la responsabilidad al trabajo de logística, porque no puede ser posible que los aficionados hayan sufrido lo que vimos, estamos dispuestos a llegar a las últimas consecuencias”

Además, la Federación Mexicana de Fútbol informó que la Comisión Disciplinaria abrió una investigación por los acontecimientos ocurridos en el partido entre Querétaro y Atlas.

CONTEXTO

La Barra 51 y la Resistencia Auriazul han protagonizado algunos de los escenarios violentos de mayor escándalo entre las rivalidades de las barras en el fútbol mexicano. Estas dos barras son las que más enemigos han sembrado a lo largo del país.

El origen de este conflicto tuvo sus primeros encuentros en el año 2007, cuando los rojinegros sentenciaron al cuadro queretano a regresar a la Primera División “A” en el estadio Jalisco.

Mientras los locales celebraron la clasificación a Liguilla, afuera del inmueble, hubo un enfrentamiento entre ambas porras, mismo que dejó varios heridos, además de detenidos de los dos bandos.

En el torneo Bicentenario 2010 a los Rojinegros le tocó visitar La Corregidora. Días antes del cruce entre ambos equipos, los seguidores tapatíos se encargaron de anunciar en forma de amenaza que viajarían en gran número.

La riña en el estadio se suscitó primero entre aficionados de La Barra 51 y elementos de seguridad. Poco después, la Resistencia Albiazul llegó hasta donde estaban los aficionados de Atlas, con quienes se volvieron a enfrentar.

Poco a poco los dispositivos de seguridad fueron incrementando cada que Querétaro y Atlas se enfrentaban.

Posteriormente, en 2013, de nueva cuenta, se enfrentaron para luchar por el no descenso. Al final, el encuentro finalizó con un amargo empate a cero que representó un punto de oro para los rojinegros, que los colocaba por encima de Querétaro.

Los seguidores de los Gallos agredieron a la Barra 51 con botellas, latas y piedras. Al final, la policía de Jalisco tuvo que intervenir. El saldo fue de varios lesionados, algunos destrozos e incendios afuera del estadio.

Lo ocurrido este sábado en La Corregidora fue un episodio más de esta rivalidad.

SE PRONUNCIAN

La Liga MX reprobó lo sucedido y lamentó las acciones en el duelo entre Querétaro y Atlas:

Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, emitió su postura sobre lo ocurrido en el Querétaro vs Atlas: “Estos terribles acontecimientos nos indignan, nos avergüenzan, los lamentamos profundamente y nos compromete como industria a trabajar para que nunca más vivamos algo similar en ningún estadio de la República Mexicana”, dijo en un video publicado por la FMF.

Los Rojinegros del Atlas solicitaron una investigación a fondo para que se aplique toda la fuerza de la ley:

El Club América también lamentó lo sucedido en Querétaro, asegurando que la prioridad debe ser la seguridad de los aficionados y de los equipos:

Chicharito Hernández lamentó los hechos en sus redes sociales:

“Ojalá todos los aficionados y gente involucrada en el fútbol hagamos conciencia de lo ocurrido en Querétaro para que nunca se vuelva a repetir algo así. Hay que entender que este es un deporte donde, más allá del resultado y la pasión que genera, la violencia nunca será el camino para demostrar el amor y lealtad que se tiene hacia un equipo”

Escribió el Chicharito en las stories de su cuenta de Instagram.

Chivas hizo un llamado: “No a la violencia, ¡Ya basta!”

Cruz Azul: “Reprobamos la violencia en los estadios y lamentamos lo sucedido”.

Tigres: “El fútbol debe ser familiar y hoy decimos NO A LA VIOLENCIA”

Pumas:  “Redoblemos esfuerzos autoridades, Liga, clubes para garantizar la integridad y seguridad de los asistentes”.

Los Tuzos lamentaron los acontecimientos de violencia.

León: “Aficionados, clubes y autoridades, debemos trabajar en equipo para que esto, NUNCA vuelva a suceder”.

El Comité Olímpico Mexicano condena a los que con sus actos mancharon el fútbol.

Probablemente estas agresiones pudieron evitarse, pero no fue así. Ahora sólo queda esperar que la administración del futbol mexicano, así como las autoridades, patrocinadores, canales de televisión e incluso la afición, apliquen todo el peso de la ley y se manifiesten de forma contundente desde sus trincheras, para que tragedias como ésta no se repitan más en nuestro país.

Te puede interesar: EQUIPO DE FÚTBOL ADAPTADO: FUCHO PARA CIEGOS EN PUEBLA