A pesar de la importancia que tuvieron durante años en la alimentación de los mexicanos, hoy son poco consumidos.