El Presidente Andrés Manuel López Obrador realizó una gira por la Península el pasado fin de semana y hoy su conferencia matutina tuvo como cede Isla Mujeres, Quintana Roo, durante la cual tocó temas de seguridad, sargazo, apoyo a adultos mayores y comunidades indígenas, entre otros.

En cuanto a seguridad, expuso que el número de homicidios en Quintana Roo se ha reducido, dijo que el promedio ha pasado de dos a un homicidio diario y calificó el hecho como “alentador”.

Respecto al tema del sargazo, el Presidente enfatizó que el problema no es un asunto grave y que la problemática se ha engrandecido para afectar a su nuevo gobierno; incluso comparó el sargazo con la cantidad de basura en la Ciudad de México y enfatizó que no hay motivo de preocupación. Dijo que otras administraciones no se habían ocupado de atender eficientemente el problema.

Se informó la construcción de aproximadamente 12 barcas sargaceras para combatir al sargazo, para las cuales se contempla una inversión de 52 millones de pesos. La estrategia es diseñar una sargacera como las que se encuentran en el comercio, y no comprarlas ni licitar empresas.

También señaló que se está revisando lo alusivo a los sitios de servicios turísticos por internet que no se encuentran regulados, sin embargo apuntó que no es prioridad para la primera parte del gobierno y dijo que se considera que es posible sacar adelante al país con el marco legal actual.

Anunció la entrega de apoyos económicos a adultos mayores de comunidades indígenas de la entidad, aseguró que recibirán pensión a partir de los 65 años.

El fin de semana, desde Tulum informó que serán 40 mil millones de pesos de inversión para el Tren Maya; también señaló que se invertirá en proyectos que solucionen el problema de los apagones eléctricos en Yucatán, tal como una planta generadora de energía. También mencionó que se instalarán ductos de gas natural para alimentar la planta.

Dijo que revisará la situación jurídica de la casa presidencial Quinta Maya para someterla a subasta y destinar el dinero que se obtenga a las zonas más pobres del estado, por medio del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.