La “teoría del carrito de compras” que se viralizó en Twitter y está causado gran inquietud en redes sociales determina si eres un buen miembro de la sociedad o no.

En el tweet que se difundió, Jared, identificado como @antichristjared en Twitter, adjunta un par de fotografías que explican de qué se trata esta teoría:

“El carrito de supermercado es la mejor prueba para definir si una persona es capaz de gobernarse a sí misma. Devolver un carrito de compras a su lugar correspondiente es una tarea fácil que todos reconocemos como una acción correcta. De hecho, devolverlo es objetivamente correcto: no hay ninguna situación (a menos que sea una emergencia) que imposibilite a una persona de hacer esto”.

“Por otro lado, no es ilegal abandonar el carrito de supermercado, así que la situación se presenta a sí misma como el ejemplo perfecto para saber si una persona haría lo correcto sin que la estén obligando a hacerlo. Nadie va a recibir consecuencias negativas por no devolver el carrito, ni recibir una multa ni ser asesinado. Tampoco se gana algo por hacerlo: hay que devolver el carrito de compras porque uno es bueno de corazón”. continúa.

“Hay que poner el carrito de supermercado en su lugar simplemente porque es lo correcto. Una persona que no hace esto, es como un animal: un salvaje que solo puede hacer cosas buenas cuando lo amenazan con las consecuencias de la ley y las fuerzas que la respaldan. La teoría del carrito de compras determina si una persona es buen miembro de la sociedad o no” termina Jared.

Aunque esto parece profundo, nos invita a reflexionar sobres nuestras acciones, sin embargo expertos determinan que la teoría realmente no habla de autocontrol, sino de empatía.

Cecilia Bravo, psicóloga, manifiesta al respecto: “No lo llamaría autocontrol, pero la teoría del supermercado sí habla de ser alguien socialmente responsable. Lo único que podría determinar esta prueba es la forma en la que elige vivir cada persona. Si lo hace pensando únicamente en sí mismo, o entiende la importancia de vivir y trabajar en colectividad”.

Lo que significa que si eres de las personas que nunca regresa el carrito, no quiere decir que seas una persona mala como lo sugiere la publicación, pero quizá no seas una persona muy empática, por lo que nunca es demasiado tarde para empezar a serlo.

¿Tú qué haces con el carrito?