El consumo de pornografía puede parecer a las personas que constantemente ven este tipo de contenidos como algo normal, que no es malo y no estás afectando a nadie, pero ¿qué pasaría si te enterarás que las imágenes que estás viendo son una violación?

Por otro lado, la pornografía puede llevar a idealizar ciertas prácticas que para la industria son “normales” y quererlas practicar en una relación con las parejas sentimentales. La mayoría de los videos pornográficos y los títulos que son utilizados para enganchar a las personas, lo único que hacen es romantizar y normalizar la violencia sexual.

La puerta que abre paso a la violencia sexual

La violencia forma parte de la mayoría de los videos y pone en un gran peligro a las mujeres. Aunque no lo parezca y muchos digan que sólo se trata de un video, es lo que incita a muchos hombres a actuar de la misma forma contra sus parejas, principalmente en los jóvenes.

Un estudio realizado por la Universidad de Juan Carlos (URJC) dejó al descubierto que la edad en la que los niños comienzan a consumir pornografía es a los 11 años, es decir, una edad en la que la mayoría de ellos no han recibido educación sexual o no es un tema que haya sido tocado por los padres.

Por lo tanto, las conductas y la cosificación de las mujeres (porque de eso se encarga la industria pornográfica) comienza a verse como algo normal, algo que gusta, que está bien hacerlo y que se puede reproducir.

Erotizar la violencia no está bien. Agrava los peligros a los que muchas mujeres se enfrentan diariamente y ha disparado el número de violaciones en el mundo.

La pornografía en muchos casos pasa a tomarse como método de educación sexual, pero lo único que hace es violentar y centrarse únicamente en el placer y deseos del hombre. La mujer es representada como una persona a la que no se le tiene el mínimo respeto, a la que se golpea y humilla, a costa del placer masculino y la exaltación de la virilidad.

Si bien, la industria de la pornografía utiliza actores, ¿qué hay de las que no lo son? De las mujeres que son violadas u obligadas a formar parte de esos violentos actos con el fin de saciar el morbo de otros.

Pornografía infantil

A todo esto, se le suma el crecimiento que la pornografía infantil tuvo durante el confinamiento. Tan sólo en México incrementó 73% entre los meses de abril y mayo.

Durante el periodo de crisis sanitaria se lograron dar de baja a una gran cantidad de grupos de Facebook que invitaban a sus integrantes a compartir fotos de niñas menores a 12 años.

México ocupa el primer lugar en consumo de pornografía infantil y ocupa el puesto número 10 en las listas de PornHub, sitio en el que se han llegado publicar videos sin consentimiento y se ha logrado identificar a mujeres víctimas de explotación sexual.

Lamentablemente, el país es uno de los principales consumidores y productores de pornografía infantil en el mundo; 60% de todo lo que se encuentra en internet ha salido de México y la mitad de las víctimas fueron contactadas por medio de redes sociales.

Actualmente y sólo después de Google, Facebook y Youtube, las aplicaciones y sitios web más buscados se encuentran dos páginas de pornografía.

Por eso la importancia de mantenerse alerta de lo que los pequeños hacen y de explicarles el riesgo de usar redes sociales o de permitirles a muy temprana edad tener perfiles en redes que son aprovechadas por pedófilos para amenazarlos o extorsionarlos.

 

Te podría interesar: DETIENEN A PEDÓFILO EN CANCÚN Y RESCATAN A CUATRO MENORES

 

Y a ti, si eres padre o madre deberías de pensar dos veces antes de publicar fotos de tus hijos o de aceptar a alguien que no conozcas. Aunque por años se ha tratado de crear conciencia en los padres para que comprendan el peligro que puede representar para los pequeños compartir sus fotos, parece que no ha sido tomado muy en serio y que importa muy poco. Muchas veces, gracias a estas publicaciones se le deja a puerta abierta a más de un par de pedófilos.

Informa a tus hijos, explícales el peligro que puede existir en las redes sociales, la importancia de contar con filtros de seguridad y lo importante que es no revelar información privada.

De igual forma a partir de hoy, la industria de la pornografía será vista con otros ojos y se comprenderá que las mujeres no son un objeto y que NUNCA debe ser maltratada.

 

Te podría interesar: PORNHUB ALBERGA LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE MUJERES Y MENORES: ORGANIZACIONES