José María Morelos.- Los residuos sanitarios como cubrebocas que se ha generado en la cabecera municipal hasta el momento por la contingencia del coronavirus, aún no tienen una buena disposición final, la gente continúa echando a la basura sin clasificar.

Felipe Fonseca, director de Ecología y Medio Ambiente, señaló que el gobierno municipal ha acatado desde el principio de la pandemia todas las medidas preventivas; sin embargo, ni el gobierno estatal y federal hasta el momento ha proporcionado contenedores especiales o ha dicho qué sucederá con estos productos.

Comentó que lo ideal sería que las personas que desechan estos productos lo hagan mediante la clasificación, pero a esto también se suma otro problema: las personas aún no tienen esa cultura, ni con las dos principales clasificaciones (orgánica e inorgánica).

Por el momento toda esta basura se sigue concentrando en al basurero municipal, junto con el resto de la basura; eso sí, sin quemarla.