La neumonía atípica es una infección pulmonar causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae y no por bacterias y otros patógenos habituales, viene acompañada por una serie de síntomas que agravan la salud de las personas que la padecen, debido a que afecta a los alvéolos pulmonares llenándolos de agua y pus.

Los síntomas de esta enfermedad son muy particulares, abarcan desde problemas respiratorios, fiebre poco elevada, tos, cefalea, malestar general y artromialgias (dolor muscular y articular. También puede manifestarse con síntomas propios de otro tipo de neumonías como: fiebre sin escalofríos, tos irritativa y problemas respiratorios.

Mycoplasma pneumoniae, Clamydophila pneumoniae, Coxiella burnetti, Legionela pneumophila y Chamydophila Psitacci son otras de las bacterias que frecuentemente también originan este padecimiento.

La neumonía tiene síntomas parecidos al COVID-19, por eso es importante acudir al médico y realizarse las pruebas correspondientes.