Con la llegada de octubre se asoma la ignorancia. En Cancún se registra un alto número de incidentes de maltrato animal, todos relacionados con rituales obscuros.

No fue hace mucho que se reportó en la supermanzana 50 un costal de gallinas y gatos negros, todos muertos.

Y aunque las campañas de concientización han surgido efecto, ya que se registra una déficit de estas actividades año con año, aún falta mucho por hacer, ya que ningún animal debe morir por una creencia esotérica.