¿Qué cañas está pasando con el azúcar en Quintana Roo?

Vamos paso a paso, chisme por chisme.

En 2014, los cañeros de la zona de Río Hondo sufrieron una gran crisis con respecto a esta industria, ya que estas 3,000 familias son una de las fuerzas productoras más importantes de azúcar en México. Con dicha inestabilidad vinieron los efectos: la migración de jóvenes (fuerza trabajadora) a la zona turística y lo peor, venta de terrenos auspiciados por la necesidad, a prestanombres a un precio muy por debajo de su valor real.

Con estos antecedentes viajamos a 2019:

Durante los primeros 15 días de febrero del año en curso, los productores cañeros de Quintana Roo bloquearon algunas bodegas con el objetivo de exigirle al Gobierno Federal su participación en la nueva crisis que asechaba a los derivados de la caña. De $13mil 200 pesos que vendían la tonelada de azúcar, se estaba vendiendo en $9mil 800 pesos, lo que auguraba el colapso de la economía de esta industria nuevamente.

Esto se veía venir según expertos, ya que la administración del gobierno pasado, había saturado la producción de azúcar en México y con ello la disminución del precio a nivel internacional.

Para darnos una idea, EE.UU. compraba 1 millón 350 toneladas anteriormente, y hasta hace poco se vendían únicamente 700 mil toneladas.

Sin embargo, a mediados de febrero, fruto de la unión de cañeros y de la intervención del Gobierno Federal, el panorama vuelve a mostrarse positivo. Sólo por mencionar cifras actuales: el bulto de 50 kg pasó de $589 a $715.

Situación que podría mejorar con los certeros acuerdos que se logren a través de las relaciones económicas exteriores, y con este efecto mejorar considerablemente la popularidad del Presidente en curso.